BásicoGrabaciónLESSONware

¿Cómo Grabar una Batería?

Abordamos en este artículo una de las cuestiones más preguntadas por nuestra comunidad... Aquí van una serie de consejos de como hacer las tomas de un modo más eficaz

♦ Grabación: En un estudio de grabación, una de las cosas más difíciles de grabar es la batería. Por la cantidad de micrófonos, el espacio físico, la cantidad de canales, y la posibilidad de grabar en varias pistas a la vez… Aquí van una serie de consejos de como hacer las tomas de un modo más eficaz.

El sonido Previo de la Batería:

Para una buena grabación además de contar con un instrumento de calidad y un intérprete que sepa lo que hace es VITAL que la batería esté sonando correctamente. En algunos casos se suele consultar o contratar un Drum Doctor. El rol del mismo es garantizar la afinación del instrumento, que sea correcta para el estilo, la elección de los parches y platos. Todas esas determinantes muchas veces están solventadas por el propio intérprete que conoce ya mucho de su instrumento, y logrará resultados deseables, aún sin ser un especialista. Pero en el caso de que la batería ya se encuentra en el estudio (es decir no es el instrumento con el cual el baterista toca habitualmente) sería aconsejable la mirada objetiva de un especialista: un Drum Doctor.

Para conocer un poco acerca de esa especialidad te mostramos un link que te puede orientar un poco: https://matiasricciuti.wordpress.com/2015/05/24/que-es-un-drum-doctor/

Micrófonos:

En el caso de la Batería vamos a describir para cada caso los diferentes micrófonos que se podrían usar para cada foco de interés. Después charlaremos de cuales son las alternativas de grabación con 1 micrófono, con 2 y con más de 2 micrófonos. (multimic)

Tambor

Micrófonos recomendados: Shure SM57, AKG 414, Sennheiser 421, Neumann KM 84, Neumann KM 84

Micrófonos
SHURE SM-57
Senheiser MD 421
AKG  C -414
Neuman KM-84
Neuman KM – 184

 

Para el tambor de la batería (o también llamado “redoblante”), la elección más segura y efectiva es la de usar el viejo y conocido Shure SM57. La colocación se efectúa sobre la parte exterior de la batería, o sea del lado de la audiencia, no del baterista, entre 45 a 60 grados de ángulo y entre 3 a 6 centímetros del parche del tambor. Mientras más lejos esté el micrófono de la cabeza del tambor, más “ambiental” será el sonido, pero más posibilidades habrán de encontrar problemas de fase. Mientras más se acerque el micrófono al parche, más cuerpo se logra en el sonido. Como factor de importancia, mientras más lejos se encuentre el micrófono del hi-hat mejor, para evitar que se mezclen las frecuencias.

La ecualización orientativa para el tambor es: +2db a 100Hz en los bajos si es necesario; rolar entre los 300 a 700Hz en los medios graves para eliminar el “sonido a caja”; y +2 a +6 db a 5, 8, o 10Khz para darle un poco de brillo a las bordonas. Afinar el tambor antes de grabar es muy importante para conseguir el sonido deseado. Si encuentras algún armónico indeseado en el sonido, trata con un poco de cinta de papel o sordinas de silicona para amortiguarlo. Recuerda que el tambor está lleno de picos de volumen en el sonido, así que mantén el nivel de grabación lo suficientemente bajo como para que no sature el pre amplificador, ni el conversor ADC. En general son tolerables entre -2 o -3 DbVU, o incluso +2 o +3 en los momentos de gran intensidad, son lecturas de volumen típicas para el tambor.

Toms

Micrófonos recomendados: AKG 414, Sennheiser 421, aunque la mayoría de los micrófonos condensadores pueden grabarlos bien.

Micrófonos
Senheiser MD 421
AKG  C -414

 

Si el micrófono tiene un pad switch, úsalo. Es preferible limitar el volúmen del micrófono que el de la consola. Si el micrófono no tiene un pad switch, y estás viendo demasiada señal entrando a la consola o escuchas alguna distorsión en la entrada, intenta utilizando el pad de la consola.

Microfonea los tres toms con los microfonos posicionados a un ángulo de 45 grados (más o menos) sobre el parche del tom, con la cápsula del micrófono señalando a un punto imaginario aproximadamente a 6cm del borde del tom, siempre del lado exterior de la batería, o sea del lado de la audiencia. El micrófono del tom de piso (o tom 3, o chancha para los amigos) puede estar ubicado un poco más cerca del centro del parche, pero no demasiado. La distancia entre el mic y el parche en sí debería rondar entre los 3 y 18 centímetros, dependiendo de cuan “ambiental” quieres que suene el tom. Mientras más lejos estén los microfonos del tom, más “ambiental” será el sonido, pero tendrás que prestar más atención a posibles problemas de cancelación de fase.

Ecualización orientativa: +2dB a los 100Hz, -4dB a los 300Hz, +2dB a los 5K o más.
Tips: Es recomendable sordinar el parche con un poco de cinta de madera para reducir la cantidad de armónicos. Generalmente, mientras más medios quites en la eq de los toms, mejor van a sonar, pero cuidado, porque si quitas muchos medios, el sonido va a sonar muy a “caja”. Muchos ingenieros experimentados intentan ahorrar tracks en la grabación utilizando dos pistas o tracks,  para grabar los toms y los platos, haciendo entrar solamente dos tracks, uno paneado totalmente a la izquierda y el otro a la derecha para obtener la imagen estereofónica.. Recuerda los toms también está lleno de picos de volumen en el sonido, así que mantén el nivel de grabación lo suficientemente bajo como para que no sature el pre amplificador, ni el conversor ADC. En general son tolerables entre. -2 o -3 VU, o incluso +2 o +3 en los picos son lecturas de volumen típicas para los toms.

 

 

Bombo

Micrófonos recomendados: Sennheiser 421, AKG D-12 o D-112 o Shure Beta 52

Micrófonos
Senheiser MD 421
Shure Beta 52
AKG  D- 2
AKG D-112

 

El sonido del bombo se define básicamente por dos características: Kick y Cuerpo. Por lo tanto la colocación de los micrófonos tendrá que ver con la sonoridad que el estilo de música que queremos grabar solicita. El sonido del Kick es el ataque de la maza sobre el parche, el sonido del cuerpo, son las resonancias producidas por la caja del bombo en sí misma, mas los condimentos de la acústica propia del lugar. El bombo tiene altos niveles de energía, por lo tanto puede generar distorsión por amplitud en la membrana física del micrófono en si misma. Ahi tus oídos tienen mucho que decidir. Si el micrófonos que usas tiene un pad switch (atenuador), úsalo. Si no, utiliza el pad de la entrada de la consola. Microfonea el bombo del lado de la audiencia, pero sólo después de colocar una bolsa de arena o una frazada dentro del mismo para hacer que tenga menos resonancias. algunos técnicos dejan que la bolsa de arena toque un poco el parche (el del lado del pedal), solo lo suficiente como para eliminar los armónicos molestos, pero con cuidado de no eliminar los armónicos buenos, que son los que dan el sonido a natural. El micrófono debería colocarse dentro del bombo más o menos a la mitad del mismo, apuntando al pedal. si colocas el micrófono desde el lado derecho de la batería y lo apuntas al pedal evitarás que se cuele demasiado el sonido del tambor, lo que es algo muy importante para la mezcla de la batería. Puedes experimentar un poco con la profundad del micrófono dentro del bombo, pero siempre manteniéndolo apuntado hacia el pedal para lograr máximo ataque (kick). En todo caso, si quisieras lograr un sonido de bombo más “liviano” puedes intentar apuntar el micrófono un poco más lejos del pedal, pero igualmente evita apuntarlo en dirección al tambor para minimizar la cantidad de sonido que pueda colarse en el micrófono. Si quieres un sonido más ambiental, puedes intentar poner el micrófono un poco más afuera del bombo. Mientras más lejos del parche, más ambiental será el sonido. Algunos ingenieros usan un segundo micrófono a unos 40cm fuera del bombo. Si intentas utilizar esta técnica, presta mucha atención a la relación de fase de los dos micrófonos, ya que la cancelación de fase que aparece por el mal uso de esta técnica generalmente trae problemas con las frecuencias más bajas del bombo.

Ecualización orientativa: Si necesitas más graves, intenta incrementando un poco entre los 60Hz y los 100Hz. También es recomendable eliminar un poco de medios (entre los 300-700Hz) para evitar el sonido de resonancia. Para conseguir más ataque (kick) levanta un poco las frecuencias entre 1K y 3K.Recuerda que el bombo está lleno de picos en el sonido, así que mantén el nivel de grabación lo suficientemente bajo como para que no sature el pre amplificador,o los conversores digital analógicos, -2 o -3 dBVU, o incluso +2 o +3 en los picos son lecturas de volumen típicas para el bombo. Si no tienes planchas de goma espuma para evitar que se cuelen otros cuerpos en el track del bombo, intenta conseguir aunque sea un poco de material absorbente (una alfombra enrollada, un almohadón) para poner alrededor del micrófono y alrededor de la boca del bombo. Es importante afinar el bombo acorde a la afinación del tema a grabar, asegurándose que el sonido de este haga buena dupla con el sonido del bajo.

Platos

Micrófonos recomendados: Neumann U-87, AKG 414, Neumann KM 84, Shure SM81

Micrófonos
Neuman U-87
AKG  C -414
Neuman KM-84
Shure SM 81

Grabar los platos de una batería puede ser sumamente simple o increiblemente dificil. La regla de oro es siempre estar atento a las cancelaciones de fase. Los micrófonos de aire generalmente interactuan con los micrófonos individuales de los cuerpos, causando anomalías de fase que se manifiestan como cortes de sonido en ciertas frecuencias en alguno o en todos los cuerpos. Si el sonido de la batería se pone flojo después de subir los potenciómetros de los micrófonos aereos, probablemente necesitas ajustar la ubicación de estos últimos. En la mayoría de los casos, los ingenieros graban los micrófonos aéreos en estéreo asegurándose de que la salida del bus asignado a un lado de la batería vaya a un track que se corresponda con los otros cuerpos del mismo lado de la batería (por ejemplo, el micrófono aéreo derecho será paneado al mismo lado que el tom de pie).

Algunos ingenieros colocan los dos micrófonos a unos 50cm sobre los platos y los apuntan hacia abajo, directamente al centro de los platos, para conseguir un sonido de campana. Otros ingenieros prefieren apuntar los micrófonos a los bordes exteriores de los platos para conseguir un sonido más brillante y áspero. En ambos casos, mientras más cerca se encuentren los micrófonos de los platos, menos posibilidades encontrarás de tener problemas de fase. Si aún así encuentras problemas de cancelación de fases, generalmente se solucionan invirtiendo la fase de uno de los micrófonos de aire. Una buena regla a tener en cuenta es siempre asegurarse de que la distancia entre los dos micrófonos sea al menos el doble de la distancia que existe entre estos y los platos que tengan debajo (intenta moverlos en tramos largos, por ejemplo de a 15 cm). Pero recuerda, mientras más alejes los micrófonos de los platos, más posibilidades tienes de provocar una cancelación de fases. Si el baterista que está tocando en la sesión realmente le pega duro a los platos, es posible que necesites utilizar el pad switch de los micrófonos o de las entradas de la consola. Si los micrófonos que estás utilizando tienen un roll-off switch, úsalo, ya que es altamente probable que no necesites las frecuencias graves que este switch elimina. Si tus micrófonos no tienen un roll-off, puedes utilizar un filtro de high-pass en la consola para lograr el mismo efecto. Si no tienes ni el switch de roll-off ni el high-pass, entonces corta unos 10 o 12dbs entre 30Hz y 60Hz utilizando un ecualizador. Comúnmente, los micrófonos de platos requieren muy poco o incluso nada de ecualización en las frecuencias agudas. Si sientes que tus platos suenan opacos y necesitan un poco más de brillo, prueba con subir muy poco las frecuencias entre 8 y 10KHz. Ten cuidado! un poco en estas frecuencias puede ser demasiado cambio de sonido!. Un poco de cinta de papel ubicada estratégicamente puede eliminar esos armónicos molestos que tienen algunos platos. Incluso puede hacer sonar más meloso algún plato con mucho brillo.

Los ingenieros experimentados preocupados por ahorrar tracks suelen combinar los canales estéreo de los platos con los toms, utilizando solamente dos tracks panoramizados completamente a la izquierda y completamente a la derecha para ambos. Recuerda que los platos están llenos de picos en el sonido, así que mantén el nivel de grabación lo suficientemente bajo como para que no sature el pre amplificador, la máquina de cinta, o la cinta en sí. -4 o -5 VU, o incluso +1 o +2 en los picos son lecturas de volumen típicas para los platos.

Hi-hat

Micrófonos recomendados: Sony ECM 50, Shure SM57, Sennheiser 421, Shure SM81

Micrófonos
Sony ECM 50
Shure SM 57
Senheiser 421
Shure SM 81

Muchos ingenieros opinan que no se necesita un micrófono para el hi-hat, porque se cuela lo suficiente en los micrófonos de los otros cuerpos de la batería para sonar en la mezcla general. Si llegaras a necesitar microfonear el hi-hat, lo mejor generalmente es coloar un micrófono a unos 3cm del borde exterior. Es también una buena práctica apuntar el micrófono lejos del resto del kit para que en el track no se cuelen demasiado los sonidos del tambor o de los otros cuerpos. Ya que no querrás encontrar una bola de graves en este track, es una buena idea activar el switch de roll-off si es que el micrófono posee esta característica, o usar el filtro de high-pass de la consola o incluso un ecualizador para eliminar las frecuencias más bajas y evitar que se ensucie demasiado la señal. Recuerda que el hi-hat está lleno de picos en el sonido, así que mantén el nivel de grabación lo suficientemente bajo como para que no sature el pre amplificador, o el conversor analógico digital de tu DAW (Digital Audio Workstation)

Te dejamos con un último video de Apogge en donde el reconocido ingeniero Bob Clearmountain te explica como grabar una batería con varios micrófonos.

 

© 2017. audiomidilab.com

©2004 Audiomidilab.com. Fuentes de información complementaria: Taxi Records – Usado con autorización expresa del autor. Todos los derechos reservados. El editor puede haber incluido contenidos audiovisuales en enlaces externos que corresponden a terceros. Invocando el derecho a cita con fines educativos.

¿Qué te pareció este artículo?
Etiquetas
Mostrar más

Angel Diego Merlo

Diego Merlo es compositor, arreglador y director de orquesta. Con más de 30 años de experiencia docente en el tema, al frente del aula y como director. Técnico de sonido y Sound Designer para varias marcas internacionales. Periodista técnico con más de 900 páginas publicadas en medios gráficos. E incontables artículos publicados en formato digital. Ha resuelto más de 106 horas de post producción para cine y TV emitidas al aire. Ha participado en más de 70 conferencias y congresos nacionales e internacionales, como disertante,  sobre sus especialidades. Varios premios internacionales de composición. Es consultor de algunas universidades para la carrera de imagen y sonido. Quince años de experiencia como operador de Sonido En Espn.

Artículos relacionados