AudioLESSONware

¡Ruidos! ¿Aliados o enemigos?

¿Algo a eliminar?

♦│AUDIO│Fundamentos│A menudo en el estudio, en el ensayo, o en nuestro día a día nos encontramos que los equipos de audio nos emiten algún tipo de ruido. Sea por la razón que sea siempre hay un mínimo ruido ahí, en ocasiones más molesto, en ocasiones menos, pero existen más tipos de ruido que pueden sernos realmente útiles, así que vamos a ver los distintos tipos de ruido y de donde provienen.

Ruidos por interferencia electromagnética radiada:

El ruido por interferencia es uno de los más habituales, se produce cuando un equipo o un cable hacen de antena y captan ciertas frecuencias que distorsionan nuestra señal y provocan por lo general un siseo molesto. En muchas ocasiones es tan simple como alejarnos más de los monitores
del ordenador, televisión, etc. Pero no siempre es tan fácil, lo más habitual en caso de que se provoque algo así, la solución es sencilla, comprar un cable de mejor calidad, con un apantallado mejor, que prevenga este tipo de molestias. La otra opción en caso de que el cambio de cableado no de resultados, es utilizar un dnoiser, o un noise gate. Este tipo de plugins nos pueden salvar una toma que tenga cierto ruido, aunque cabe destacar, que siempre, siempre, perderemos algo de la señal original, no tiene porqué ser tangible esa pérdida, pero estará ahí, y es algo a tener en cuenta.

Ruidos por interferencia electromagnética conducida:

Este tipo de ruidos provienen de la propia red eléctrica, son bastante molestos y pueden provocar siseos y chasquidos, en especial es un problema recurrente en los guitarristas, que al utilizar niveles altos de ganancia y saturación hacen que este tipo de ruidos afloren. Eliminarlos puede ser tedioso, ya que suelen estar provocados por una mala toma de tierra, algo fundamental en el buen funcionamiento de la instalación eléctrica, pero podemos tratar de atenuarlos o eliminarlos, para
esto podemos recurrir a dos métodos. El sai, básicamente es una batería que no solo va a filtrar la corriente eléctrica y eliminará sus impurezas, sino que en caso de corte eléctrico repentino, tendremos tiempo suficiente para ir tranquilamente a nuestro amplificador, apagarlo, y así no sufrir ningún tipo de daño, esto se aplica a los estudios con los ordenadores, monitores etc. En mi opinión es algo que existan interferencias o no deberíamos tener todos como elemento de protección. La otra opción más económica, la cual no sustituye al sai, son los filtros emi/rfi, este tipo de filtros son relativamente económicos (unos 10€ / 12$ us) y podemos ya sea instalarlos en cada uno de los equipos, o modificar nuestras regletas para que un único filtro de este tipo cubra varias conexiones. Otra forma de aplicar este tipo de filtros, es comprar regletas con este tipo de filtros ya integrados,
suelen ir acompañados de una protección contra sobre tensiones lo cual aporta un grado extra de protección a nuestros equipos.

Ruido humano:

Este tipo de ruidos los denominamos así porque son de origen humano. Con ellos vamos a abarcar desde ruidos indeseados en las grabaciones provenientes del músico, como ruidos externos que se “cuelan” a través de nuestros micrófonos y nos estropean la toma grabada. Algunos de estos ruidos pueden ser relativamente fácil de eliminar, aunque pueden destrozarte una toma estupenda a la mínima. Por ejemplo, uno de los ruidos más comunes en las grabaciones, es el ruido del pie del cantante golpeando en el suelo, parece una tontería pero muchos cantantes necesitan poder marcar el tempo con el pie en el suelo, lo cual no es malo, todo lo contrario, pero necesitamos amortiguar ese ruido, en lo personal he tomado la determinación de pedir a todo el mundo que se descalce antes de entrar al estudio, y llenar todo con alfombras, y para el cantante en especial una alfombra
algo más gruesa y densa para que pueda marcar sin tener problemas de ruido. Aquí para evitar este tipo de ruidos tendremos que tirar de nuestro ingenio. En cuanto a los ruidos humanos externos, como un coche al pasar, una voz externa etc. Cualquier ruido externo al estudio, la única forma realmente útil para eliminar este tipo de ruidos, es el aislamiento acústico, (que poco tiene que ver con el acondicionamiento acústico) así que tendremos que aislar nuestro estudio lo mejor que podamos, por lo general si esto no se hace en el momento de la construcción del estudio, luego es un gran problema, ya que básicamente de lo que se trata es de construir una o varias habitaciones dentro de otra u otras más grandes. Es un proceso costoso, pero muy efectivo, una vez tengamos todos los ruidos externos aislados completamente podremos tener el control del audio interno, porque recordemos, al igual que a nosotros nos molestan los ruidos externos, a la gente que esté fuera, también puede molestarle lo que tú estés haciendo, por lo que tenemos que buscar que el aislamiento sea tan efectivo de dentro hacia afuera, como de afuera hacia adentro. Si no te es posible insonorizar completamente la habitación en la que te encuentres por problemas de presupuesto o estructurales, tienes dos opciones, una solución de compromiso sería buscar
aislante térmico y acústico para colocar en puertas y ventanas, no es ni mucho menos una solución a largo plazo, más bien es una chapuza, pero si no te queda otra, puede ayudarte a salir del paso. Y la segunda opción y en mi opinión la mejor, es plantearte hacer borrón y cuenta nueva, y cambiar el estudio o local del ensayo de sitio, porque si no vas a tener serios problemas en tus ensayos o grabaciones. Aún recuerdo la primera vez que me mudé de estudio, por desgracia tenia a un grupo de dulzaineros al lado y los locales no estaban correctamente aislados, y resultaba imposible ensayar o grabar sin dejar de escuchar las dulzainas (La dulzaina es un instrumento de viento de lengüeta doble de la familia del oboe típico de la música tradicional española sobre todo en el norte de España, cuyo sonido recuerda a la gaita), en serio queridos lectores, el aislamiento es algo realmente importante.

Ruido Jhonson:

Este tipo de ruido es un ruido eléctrico, está provocado por la agitación térmica de los portadores.
Este tipo de ruido no tiene ningún tipo de sonido en especial, ya que es un ruido completamente plano, es un ruido “blanco”, este tipo de ruido eléctrico se provoca en todo aparato eléctrico que se comporte como una resistencia al paso de la corriente eléctrica. Este tipo de ruido depende totalmente de la temperatura y de la resistencia del mismo al paso de la corriente, podemos calcularlo con la siguiente fórmula: la temperatura ha de estar en grados Kelvin.

K es la constante de Boltzman y B el ancho de banda del aparato.

Este tipo de ruido solo podemos reducirlo de una forma, y es con una buena ventilación de los aparatos, ya sean amplificadores, ordenadores, etc. Es importantísimo tener una buena ventilación para el correcto funcionamiento de todo aparato eléctrico.

 

Ruido de disparo:

Este tipo de ruido podemos encontrarlo tanto en aparatos electrónicos como en aparatos ópticos,
este ruido es provocado cuando un número de electrones o fotones en caso de los sistemas ópticos da paso a una serie de fluctuaciones estadísticas. No es un ruido apreciable a altos niveles de intensidad, pero en señales bajas de tipo niveles de señal del orden de los pico Amperios, puede llegar a suponer algo a tener en cuenta, ya que puede llegar a ser hasta un 6% del nivel de la señal total. Podemos calcularlo con la siguiente formula, donde q es la carga del electrón y B el ancho de banda.

 

Ruido blanco:

Este tipo de ruido tiene como característica que tiene el mismo nivel de intensidad en todas las
frecuencias, es decir, su grafica es plana. Se le da el nombre de ruido blanco porque contiene al mismo nivel todas las frecuencias, al igual que la luz blanca, de ahí el nombre. En teoría el ancho de banda de este tipo de ruido es infinito, en la práctica el espectro audible rara vez se supera de 20 Hz a 20KHz. Según la definición matemática, el ruido blanco es un proceso estocástico en el cual las distintas variables aleatorias que lo forman están relacionadas. Y se expresa con las siguientes ecuaciones.

Por el contrario, si en lugar de tener la distribución de probabilidad del proceso, tenemos una realización temporal del mismo en forma de vector columna, las expresiones anteriores tendremos que expresarlas en forma de matriz, así:

Al ser un proceso no correlacionado, su función de autocorrelación es una delta y su densidad espectral de potencia (PSD, Power Spectral Density  es una constante.

Este tipo de ruido tiene muchísimas aplicaciones, desde el sampleo de distintos instrumentos, medir aislamiento de las salas, tiempos de reverberación, etc. Hasta aplicaciones para mejorar la convergencia de algunos algoritmos.

Ruido rosa:

El ruido rosa se caracteriza por tener un espectro inversamente proporcional a la frecuencia. Es decir
el nivel de amplitud en las octavas más bajas es más amplio, y en las octavas más altas es más bajo su nivel de amplitud. Cuando visualizamos el ruido rosa con filtros de octava en un analizador de espectro, se ve que todas las bandas de octava tienen el mismo nivel sonoro, lo cual es cierto dado que el ancho de banda de las bandas superiores es mayor que el de las inferiores. Esto ocurre ya que los filtros de octava, tercio etc., son filtros proporcionales y, por tanto, cada vez que bajamos una octava, duplicamos el ancho de banda y por ese motivo el ruido rosa decrece 3 dB por octava, justo la proporción en que aumenta el ancho de banda, el doble. De esta forma visualizamos el ruido
rosa como un ruido de nivel constante en todas las bandas de octava.
Este tipo de ruido podemos utilizarlo para ver el comportamiento de la acústica de nuestro estudio, para ver la respuesta en frecuencia de unos altavoces, etc. Este tipo de ruido normalmente se genera de 20Hz a 20KHz, aunque también podemos generar ruido rosa más bajo o más alto, pero sus aplicaciones son muy muy concretas. Este tipo de ruido nos recuerda a cuando intentamos sintonizar una emisora de radio FM y al pasar de una a otra nos encontramos un ruido similar.
Para utilizar el ruido rosa para ecualizar una sala y conseguir una respuesta plana de todas las frecuencias, necesitaremos un micrófono de medición, y un analizador de espectro, de forma que a medida que ecualicemos veamos la respuesta de frecuencias idéntica en el analizador de espectro.

Existen otros muchos tipos de ruido, aunque estos son los más frecuentes, como véis, algunos son realmente molestos, y otros son realmente útiles, de forma que tenemos que saber utilizar el ruido a nuestro favor, y aplicarlo en beneficio nuestro.


El presente artículo ha pasado las verificaciones del Consejo Académico de Audiomidilab, y por lo tanto se encuentra certificado por los especialistas del área. Eso quiere decir que es formalmente correcto y resulta ser una fuente de información confiable. Todo artículo que escribe un autor o submite un corresponsal o colaborador, es pasado por este riguroso sistema de certificación. 

© 2017. Derechos Reservados audiomidilab.com
© 2017. Audiomidilab.com. Todos los derechos reservados. El editor puede haber incluido contenidos audiovisuales en enlaces externos que corresponden a terceros. Invocando el derecho a cita con fines educativos. y Citando las fuentes. El Autor es responsable de lo que escribe. Audiomidilab acepta de buena fé que el material suministrado por los autores cumple con las normas legales requeridas.   Permisos otorgados: Se puede compartir el enlace al artículo. Para "transcribir" o "traducir" (total o parcialmente) debe constar en el título del post: Claramente LA CITA DE LA FUENTE, y el ENLACE al artículo Original en audiomidilab.com. Si estos requisitos no se respetan, el artículo se considerará "plagiado" con mala fe.

¿Qué te pareció este artículo?
Mostrar más

Diego di Romein

Guitarrista, vocalista y productor, especializado en la producción de metal extremo y la producción en home studio. Fanático de freeware. Trabaja como productor de bandas nacionales y como técnico de mesa en distintos eventos. Youtuber siempre promoviendo el uso del software libre.

Artículos relacionados