AudioGrabaciónGuitarraLESSONwareSonido en vivo

Modulaciones de la Señal ► Episodio 1

Los Chorus

♦│LESSONModulaciones│► ¡Saludos a todos los usuarios de AudioMidiLab! Este artículo pretende ser el primero de unos artículos sobre las modulaciones,  efectos de sonido que se usan para añadir texturas y personalizar el sonido, en primera estancia, pero que nos pueden  proporcionar usos alternativos. En este primer artículo, trataremos la modulación más común y conocida: el chorus.

Pero antes de centrarnos en el chorus, primero definamos exactamente qué es una modulación técnicamente: en sí, la función que realiza es filtrar la señal entrante y dividirla en dos, una de las cuales permanece sin alterar, mientras que la segunda, se le aplican uno o más filtros,

cambios de fase, etc, para posteriormente aplicarla sobre la anterior. El tipo de modulación vendrá determinado por el tipo de procesado que sufra esa segunda linea,que en según qué casos, puede tener un proceso más complejo que el que podemos insinuar con este breve esquema.
En el caso del chorus, la línea procesada recibe un pequeño retraso, mínimo 20-30 milisegundos en relación a la señal inalterada, y se le añade un pequeño filtrado de LFO ( un oscilador de baja frecuencia ). Con ello, y sin andarnos con tecnicismos, lo que se consigue es que la linea procesada tenga una oscilación del tono original , pero de forma muy sutil, intentando darnos la sensación de que hay otra guitarra tocando paralelamente a nosotros. Esta sensación es lo que otorga al chorus ese toque de versatilidad, y sea la modulación que más se ha explotado, sobretodo en los 80 y principios de los 90. Incluso hay músicos que han hecho de este efecto uno de sus sellos de identidad, como Brian May en Queen (incluso Mercury en las voces, también le dio un uso habitual), o Kurt Cobain de Nirvana… El listado de usuarios es realmente largo. Actualmente, el uso del chorus se ha vuelto más limitado, o con configuraciones muy sutiles, ya que los músicos comenzaron a buscar nuevas texturas diferentes al tan trillado chorus, cediendo terreno al flanger y al phaser, principalmente. Pero incluso en el sonido más actual, podemos encontrar usos al chorus, y descartarlo desde un principio, puede ser un error.

 

 

Muy bien, el lector puede pensar, ¿Pero para qué puedo querer yo un chorus?¿Qué me puede aportar?

La gracia del chorus es que es terriblemente configurable, adaptable y se mezcla muy bien, proporcionándonos resultados muy satisfactorios, tanto en sonidos limpios, distorsiones, voces, guitarras, bajos, violines, pianos, etc.
El uso más conocido es para usar el efecto de chorus de una forma obvia, con poca o ninguna distorsión, haciendo que la guitarra gane cierta presencia sobretodo en arpeggios, dándole un regusto cercano a tocar una guitarra clásica, añadiéndole un toque melancólico y profundo, que según la configuración puede llegar a ser un poco “rollo arpa”, en el caso de estar usando un seteo de efecto con una fuerte presencia de la linea procesada, y usando un chorus añejo y analógico. En estos casos,un chorus analógico con un tono más personal, como un small clone, o un chorus que no sea sutil y una configuración bien marcada en control depth (y si tiene control de mezcla aproximadamente entre un tercio y la mitad del recorrido del control), es una gran
opción. Probadlo para tocar un rollo country, en plan lento, a lo lejano Oeste….. Enseguida le encontraréis el punto.

Pero, el chorus tiene más posibilidades que el uso más obvio: y es que sirve para dar mayor cuerpo al sonido, lo puede hacer más denso, al aplicar una configuración sutil, y es que, como en muchas cosas, menos es más. De hecho, este uso del chorus se vuelve más interesante al aplicarse con sonidos distorsionados, ya que esa densidad cuaja perfectamente con las ganancias, y proporciona ese punto extra que muchos erróneamente buscan aumentando sin criterio la distorsión de sus equipos, o procediendo a usar ecualizaciones no recomendables. Es muy posible que si has intentado obtener el sonido de las rítmicas de Zakk Wylde, o el de los solos de Malmsteen, te hayas visto en esta tesitura, ya que ambos usan en sus sonidos llenos de ganancia un chorus digital muy
sutil para dar más cuerpo a su sonido. Como detalle, recomendamos usar chorus digitales con ganancias medias o altas, debido a que los  digitales suelen ser más fríos y limpios, no tienen tanto “color” como muchos analógicos, pero por ello, respetan más el sonido original, y son más fáciles de combinar con una distorsión potente ( pero no lo hagáis con los fuzzes, los chorus y los fuzzes, sobre todo los de corte moderno, de onda más cuadrada e intensa, no suelen mezclarse bien del todo ).

Pero sus usos pueden ser más variados, debido a que es la más fácil de combinar con otras modulaciones, obteniendo texturas nuevas fácilmente…
Mezclado con un efecto vibrato y con poca ganancia o ninguna, podemos obtener un sonido bueno para baladas tristes y melancólicas. En cambio, mezclándolo con un flanger , la similitud de estos efectos hace que se combinen a la perfección, pero tened en cuenta el orden: si lo que quieres
hacer es poder darle mayor presencia al flanger, pon el chorus detrás de éste; y en las partes en que quieras darle más presencia activa el chorus.
Delante del flanger lo que hará es conservar el tono metalizado del flanger, pero restándole parte del barrido de peine de éste, haciéndolo mucho más controlable. Si queréis probarlo, hacedlo con seteos muy suaves.
El chorus también es necesario para crear el conocido como efecto “shimmer” es una mezcla de chorus, reverb y delay…. No es un efecto que venga en pedal así como así, y generalmente es una opción de reverbs digitales, y aún hay gente que prefiere procesar el efecto evitando shimmers genéricos, personalizando su propio shimmer a sus necesidades. Es difícil de conseguir un shimmer perfecto, así que el chorus es indispensable para conseguir este efecto.

Como últimas propuestas de uso, os damos estas sugerencias a guitarras y otros instrumentistas, de cara a trabajar sonido para directos: chorus con una configuración un poco sutil, y luego usa el control de Rate (también llamado Speed en otros modelos) y aseguraros que va lo más lento
posible… Después bajad el control de Depth a una configuración similar, pero sólo un muy poco más… Os dará un pseudo efecto stereo, muy concreto y muy sutil, aún sin contar con que el mismo pedal tenga salida estéreo; si la tuviera, probad esta configuración con dos amplificadores:
un amplificador con una señal de chorus con esta configuración y el segundo con otro chorus o sin él, simplemente, altera la ecualización ligeramente a un seteo un poco más abierto que el del primer amplificador. Para los que os gusta generar ambiente, es una apuesta que os puede convencer.
Y un último truco: ¿necesitas un flanger y te lo has dejado? No te preocupes, coge tu viejo chorus analógico y pon sus controles al máximo…
Los chorus analógicos muchas veces al hacer éso, consiguen un sonido similar a un flanger ( no se convierten en un flanger, pero cualquiera que hay pisado un escenario sabe que trucos de éstos pueden salvarte el pellejo ).

¿Digital o analógico ?

Bien, es posible que ahora alguien pueda sentirse interesado por disponer de un chorus, o darle una segunda oportunidad a algun viejo pedal olvidado en el trastero, pero ahora tiene la duda de cual es el tipo de chorus que puede necesitar.

En realidad, ambas opciones son buenas, si bien el tipo de acabado es diferente y más recomendable para según qué se quiera tocar. Generalmente,  los analógicos son de un sonido más “añejo”, y con un efecto con mucho “color”, con mucha presencia. Generalmente, se recomendarían principalmente para sonidos con poca o nada de ganancia, pero con ganancia se pueden usar para buscar un sonido donde ese “color” se mezcle con las distorsiones de forma descarada ( las guitarras de Kurt Cobain, por ejemplo ). Un ejemplo de pedales de chorus analógico, podrian ser BOSS CE2 ( y toda su larga prole de clones y derivados ), Electro Harmonix Small Clone, o el MXR Chorus.
Los chorus digitales, en cambio, suelen aplicar poco o nada de “color”, siendo más adecuados para aplicar con ganancias de forma sutil, se mezclan limpias y sin riesgo de las llamadas “bolas de ruido”. Quizás para un amante de un chorus más clásico, son muy fríos y algo menos notables, pero
pueden ser una opción alternativa a probar… Además, los digitales suelen ser más configurables. Ejemplos de digitales, podrían ser BOSS CH1 Superchorus, TCElectronics Corona Chorus, etc.

¿Donde poner el chorus en la cadena de señal?

Habitualmente, las modulaciones siempre se ponen detrás de las ganancias, y antes de reverbs y delays… Pero es posible disponerlos en otras posiciones, para encontrar un sonido más personal.

Ésto no es aplicable con todas las modulaciones, pero con el chorus sí. Si conocéis a The Cure o a Oasis, veréis que algunas veces, tratando de conseguir su sonido, no conseguís que el chorus os suene similar por mucho que apuréis y que os guste ese tono, a veces es tan fácil como probarlo inmediatamente delante de las distorsiones. Ésto es debido a que la señal se procesa similar, pero no igual.

Los chorus como vst.

Generalmente, las modulaciones dentro del mundo de los vst, tienen que verse con cierto reojo, ya que aunque se acerquen a la modulación referencia, muchas no están muy conseguidas. Por suerte, no es el caso de los chorus, que han conseguido acertar más al conseguir la emulación, pero en cualquier caso, se deben percibir como chorus digitales, aunque tengan conseguidas muy bien emulaciones de sonido de chorus analógico… Y es que algunas compañías te disponen de excelentes versiones vst de chorus icónicos, por ejemplo Audio Darmage. Por otro lado, dentro de los vst free el nivel no baja:

Azurite de Distorque.

Esperamos que os haya resultado de utilidad y le deis un nuevo uso a vuestros chorus.


El presente artículo ha pasado las verificaciones del Consejo Académico de Audiomidilab, y por lo tanto se encuentra certificado por los especialistas del área. Eso quiere decir que es formalmente correcto y resulta ser una fuente de información confiable. Todo artículo que escribe un autor o submite un corresponsal o colaborador, es pasado por este riguroso sistema de certificación. 

© 2017. Derechos Reservados audiomidilab.com
© 2017. Audiomidilab.com. Todos los derechos reservados. El editor puede haber incluido contenidos audiovisuales en enlaces externos que corresponden a terceros. Invocando el derecho a cita con fines educativos. y Citando las fuentes. El Autor es responsable de lo que escribe. Audiomidilab acepta de buena fé que el material suministrado por los autores cumple con las normas legales requeridas.   Permisos otorgados: Se puede compartir el enlace al artículo. Para "transcribir" o "traducir" (total o parcialmente) debe constar en el título del post: Claramente LA CITA DE LA FUENTE, y el ENLACE al artículo Original en audiomidilab.com. Si estos requisitos no se respetan, el artículo se considerará "plagiado" con mala fe.

Etiquetas
Mostrar más

Alejandro Requena Martín

Historiador y agente de comercio internacional, músico autodidacta con más de 10 años de experiencia. Musicalmente, con años de experiencia en composición de temas propios ,principalmente de rock y metal, formando parte de varios grupos como cantante, y posteriormente como guitarrista. Ha dado formación de canto, guitarra, bajo, batería, y en menor volumen, violín y piano. Amplia experiencia de trabajo en directos, así como colaborador en varias grabaciones de estudio como colaborador. Además de aprender y enseñar, posee nociones de luthier, e investiga constantemente sobre equipo musical, y sus posibles aplicaciones. Actualmente, prepara un nuevo disco.

Artículos relacionados

Deja un comentario

También te puede interesar

Close
Close